Terapia de Pareja

En tanto las relaciones son una parte esencial de nuestras vidas, las dificultades en la relación son una de las causas más comunes de infelicidad.

La terapia de pareja ayuda a las parejas a entender, resolver conflictos y a mejorar su relación. El proceso terapéutico tiene como objetivo potenciar la comunicación, mejorar la dinámica emocional y sexual de la pareja.

La vida de pareja es un desafío en sí mismo, ya que es encontrar un equilibrio entre el deseo, proyección, subjetividad, personalidad, costumbres, creencias, etc., en cada miembro de la pareja. La pareja constituye, aunque de forma no consciente, una vuelta al pasado amoroso, a la forma en la que establecimos nuestros vínculos afectivos y emocionales, por tal motivo es importante entender que somos el 50% de la dinámica que no nos hace felices, y por tanto también nos hace responsables del cambio.

Situaciones relacionadas con el desempleo, problemas familiares, enfermedades, o bien características de la personalidad, o incluso problemas no resueltos que cada uno arrastra de su pasado, son factores frecuentes que promueven conflictos de pareja. En estos casos, la poca comunicación, la incomprensión y el desinterés obstaculizan todavía más el bienestar de la misma.

¿Cuándo ir a terapia de pareja?

Algunas parejas acuden a terapia para entenderse y comprender mejor a su pareja, lo que implica mejorar los vínculos en su relación. En otros casos, buscan terapia para resolver una dificultad pasajera, una crisis, revivir un deseo disminuido o incluso comenzar un proceso de separación o divorcio. Sea cual sea la razón, a través de la terapia se profundizarán en aspectos relevantes de cada uno, que afectan la relación.

Cuando la relación empieza a deteriorarse y se piensa seriamente que no se aguanta más y no se ve salida, es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien profesional pueda ayudarnos a reconducir la situación.

Estas son 12 señales importantes que indican cuando es recomendable ir a terapia de pareja:

  1. Mala comunicación entre la pareja.
  2. Disminución o pérdida del vínculo afectivo
  3. Sientes que están atrapados en patrones de conducta dañinos, como violencia o uso de sustancias adictivas
  4. Cuando unos de los dos tienen dificultad para dejar atrás un evento del pasado
  5. Desconfianza, infidelidad, celos y celopatía
  1. Las discusiones son cada vez más frecuentes
  1. Falta de equidad en las responsabilidades del hogar.
  2. Conflictos en la crianza, educación y planificación de los hijos.
  3. Diferencias y/o dificultades en la vida sexual.
  4. Dificultades en el manejo del dinero y la economía familiar.
  5. Conflicto en las relaciones con las familias de origen de la pareja.
  6. Cuando le prestan más atención a las Redes sociales que a su pareja.

Duración del proceso terapéutico de Terapia de Pareja

El tiempo del proceso de terapia depende del conflicto existente, las necesidades únicas de los pacientes y las metas de pareja que se propongan. El éxito de la terapia depende del deseo de los dos de estar juntos y la voluntad de restaurar y trabajar en fortalecer los pilares fundamentales de la relación, los proyectos en conjunto, la comunicación, los vínculos afectivos y la sexualidad.

Preguntas Frecuentes

La primera cita es recomendable que acudan los dos juntos. Es fundamental entender la perspectiva de cada uno, analizar el motivo que los trae a consulta, ya que no necesariamente es el mismo, así como también aspectos que los mantiene juntos.Nuestra metodología consiste en que existan sesiones en conjunto y sesiones individuales, ya que esto permite a cada uno profundizar tanto en aspectos propios que influyen en la situación de pareja como resolver estos aspectos en sesiones de pareja. El número de sesiones con cada uno y en pareja dependerá del conflicto por el que consultan.
La primera sesión tiene como objetivo conocer la realidad psíquica de la pareja, entender su malestar y plantearse objetivos terapéuticos en conjunto. En la primera sesión se realiza un encuadre, significa explicarles a los pacientes la metodología, frecuencia de terapia y se establecer compromisos con la pareja.
Es común en terapia de pareja, que uno en la pareja quiera determinar quien tiene la razón, y en la búsqueda de tener la razón busque generar una “alianza” con el psicólogo; en este sentido, es indispensable entender que esta necesidad de tener el control, al “tener la razón” no va a resolver el conflicto de la pareja.Por otro lado, el psicólogo debe tener sumo cuidado, no sólo de no tomar partido por alguno de los dos. Además, es importante que si existe este percepción sea expuesta y discutida en terapia. Si usted considera que no existe coherencia en el análisis y en las soluciones que el Psicólogo le ofrece, es preferible que busque otro terapeuta, ya que la confianza en él y el proceso son uno de los pilares para lograr el resultado deseado.
La terapia no te generará que tu pareja cambie, porque tu lo necesitas, o porque crees tener la razón. El proceso de terapia tiene entre otros objetivos dejar de atacarse, entenderse, entender la dinámica que han construido y entender al otro, mejorar la comunicación y obtener una sensación de bienestar juntos, comprendiendo que el ser sujetos diferentes siempre van a tener desacuerdos.
Abrir chat
1
Permítenos brindarte más información
¿en qué servicio podemos ayudarte?